SINDROME DE MUENKE

Ruth | 14.03.2013

Cuando nace un niño con síndrome de Muenke, generalmente lo confunden con un Crouzon o con un Pfeipfer tipo I. El caso es que te dan la noticia de que has tenido un niño diferente, y a tí te cae como un jarro de agua fría si es que no lo has descubierto por tus medios aún.
Una vez que te has sacudido el agua y has vuelto a entrar en calor verás que tu niñ@ no es tan diferente del resto. Sí, es cierto, tiene una discapacidad, pero dentro de las craneosinostosis sindrómcas es el más leve de los síndromes.
Hay que prestar especial atención a los oídos, ya que un 30% de estos niños tienen problemas auditivos, pero por lo demás son niños con muchas posibilidades. Suelen tener una inteligencia conservada.

Lo que sí consiguen estos niños, es que aprendas a ver la vida de otra manera, a valorar cada paso que dan y a aplaudirles muuucho.

Nuevo comentario